search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA España - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - PARA PREVENIR LA HAMBRUNA Y EL BROTE DE ENFERMEDADES MORTALES SE REQUIERE UN ACCESO A LA AYUDA MÁS RÁPIDO Y SEGURO Y MÁS RUTAS DE SUMINISTRO

PARA PREVENIR LA HAMBRUNA Y EL BROTE DE ENFERMEDADES MORTALES SE REQUIERE UN ACCESO A LA AYUDA MÁS RÁPIDO Y SEGURO Y MÁS RUTAS DE SUMINISTRO

16.1.2024 Gaza

Solicitud
de información

Compartir
Contactar con Leticia Pellicer
(prensa@unrwa.es / tel. 638 87 95 61)

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/sala-de-prensa/para-prevenir-la-hambruna-y-el-brote-de-enfermedades-mortales-se-requiere-un-acceso-a-la-ayuda-mas-rapido-y-seguro-y-mas-rutas-de-suministro/ Click para copiar enlace

GAZA
COMUNICADO CONJUNTO OMS, PMA, UNICEF Y UNRWA

A medida que crece el riesgo de hambruna y más personas están expuestas a brotes de enfermedades mortales, se necesita urgentemente un cambio radical en el flujo de la ayuda humanitaria hacia Gaza, advierten agencias de las Naciones Unidas. Responsables del Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirman que conseguir que entren y se distribuyan suministros suficientes en Gaza depende ahora de la apertura de nuevas rutas de entrada; que cada día se permita el paso de más camiones por los controles fronterizos; menos restricciones al movimiento de trabajadores humanitarios; y garantías de seguridad para las personas que acceden y distribuyen la ayuda.

Sin la capacidad de producir o importar alimentos, toda la población de Gaza depende de la ayuda para sobrevivir. Pero la ayuda humanitaria por sí sola no puede satisfacer las necesidades esenciales del pueblo de Gaza. Las Naciones Unidas, las agencias de ayuda internacionales y las organizaciones no gubernamentales han logrado hasta ahora entregar asistencia humanitaria limitada, a pesar de las condiciones extraordinariamente difíciles, pero las cantidades están muy por debajo de lo que se necesita para prevenir una combinación mortal de hambre, desnutrición y enfermedad. La escasez de alimentos, agua potable y asistencia médica es particularmente grave en las zonas del norte.

La acción humanitaria está seriamente limitada por el cierre de todos los cruces fronterizos en el sur, excepto dos, y el proceso de revisión y control exhaustivo de los camiones que ingresan en Gaza. Una vez dentro, los esfuerzos por establecer puntos de servicio para las personas necesitadas se ven obstaculizados por los bombardeos y los frentes de batalla en constante cambio, que ponen en peligro las vidas de los habitantes de Gaza, de la ONU y del resto de personal humanitario que se esfuerza por ayudarlos.
«La gente en Gaza corre el riesgo de morir de hambre a pocos kilómetros de camiones llenos de alimentos», explica la Directora Ejecutiva del PMA, Cindy McCain. “Cada hora perdida pone en riesgo innumerables vidas. Podemos mantener a raya la hambruna, pero sólo si podemos entregar suficientes suministros y tener acceso seguro a todos los necesitados, dondequiera que estén”.

El último informe de Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria y Nutrición (CIP) encontró niveles devastadores de inseguridad alimentaria en Gaza y confirmó que toda la población de Gaza, aproximadamente 2,2 millones de personas, están sumidas en una crisis alimentaria y en niveles de inseguridad alimentaria aguda. Prácticamente todos los palestinos en Gaza se saltan comidas todos los días, mientras que muchos adultos pasan hambre para que los niños puedan comer. El informe advierte sobre la hambruna si las condiciones actuales persisten.

El PMA ha estado proporcionando alimentos a la población dentro de Gaza todos los días desde el 7 de octubre y en diciembre prestó asistencia alimentaria a más de 900.000 personas. Esto ha requerido adoptar nuevas formas de operar con socios locales, incluida la búsqueda de sitios seguros para la distribución, la canalización de harina de trigo hacia las panaderías para que puedan reanudar la producción y la distribución de complementos alimenticios especiales para ayudar a los niños a luchar contra la desnutrición. El jueves, el primer convoy de alimentos del PMA fue al norte de Gaza desde la pausa humanitaria y entregó alimentos para unas 8.000 personas.

El conflicto también ha dañado o destruido infraestructuras y servicios esenciales de agua, saneamiento y salud y ha limitado la capacidad para tratar la desnutrición grave y los brotes de enfermedades infecciosas. Dado que los 335.000 niños menores de 5 años de Gaza son especialmente vulnerables, UNICEF proyecta que, en las próximas semanas, la emaciación infantil, la forma de desnutrición infantil que más amenaza la vida de los niños, podría aumentar en casi un 30% respecto de las condiciones previas a la crisis, llegando a afectar hasta a 10.000 niños.

«Los niños que corren un alto riesgo de morir por desnutrición y enfermedades necesitan desesperadamente tratamiento médico, agua potable y servicios de saneamiento, pero las condiciones sobre el terreno no nos permiten llegar de manera segura a los niños y las familias necesitadas», afirma la Directora Ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell. “Parte del material que necesitamos desesperadamente para reparar y aumentar el suministro de agua sigue teniendo restringida su entrada a Gaza. La vida de los niños y sus familias está en juego. Cada minuto cuenta”.
UNICEF lleva advirtiendo desde noviembre de que los niños del sur de Gaza sólo acceden a entre 1,5 y 2 litros de agua al día, muy por debajo de las necesidades recomendadas para sobrevivir. Para abordar esto, UNICEF y sus aliados han proporcionado agua potable a más de 1,3 millones de personas, pero se necesita mucho más para abordar estas desesperadas condiciones. UNICEF también ha proporcionado suministros médicos, incluidas 600.000 dosis de vacunas, suplementos nutricionales y vitaminas a niños y mujeres embarazadas, y transferencias humanitarias en efectivo a más de 500.000 hogares.

Desde el inicio de las hostilidades, la OMS y sus socios han estado apoyando el sistema de salud en Gaza con entregas de equipos y suministros médicos, medicamentos, combustible, coordinación de equipos médicos de emergencia y vigilancia de enfermedades. Ha habido más de una docena de misiones de alto riesgo para entregar suministros a hospitales en el norte y el sur de Gaza. La OMS y sus socios ayudaron a establecer dos cocinas en el hospital Al-Shifa, que ahora sirven 1.200 comidas al día y entregaron suministros médicos para apoyar el tratamiento de hasta 1.250 niños con desnutrición aguda grave y el establecimiento de centros de alimentación terapéutica.

“La gente de Gaza sufre falta de alimentos, agua, medicinas y atención sanitaria adecuada. La hambruna convertirá en catastrófica una situación que ya es terrible, porque las personas enfermas tienen más probabilidades de sucumbir al hambre y las personas hambrientas son más vulnerables a las enfermedades”, afirma el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Necesitamos un acceso seguro y sin obstáculos para entregar ayuda y un alto el fuego humanitario para evitar más muertes y sufrimiento”.

Las agencias de ayuda necesitan con urgencia autorización israelí para utilizar un puerto en funcionamiento cerca de la franja de Gaza y puntos fronterizos hacia el norte. El acceso al puerto de Ashdod, aproximadamente a 40 kilómetros al norte, permitiría enviar cantidades significativamente mayores de ayuda y luego transportarla directamente en camiones a las regiones del norte de Gaza, gravemente afectadas, a las que pocos convoyes han logrado llegar.

«El flujo de ayuda ha sido un goteo en comparación con un mar de necesidades humanitarias», explica Philippe Lazzarini, Comisionado General de la Agencia de las Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina (UNRWA). “La ayuda humanitaria no será suficiente para revertir el empeoramiento del hambre entre la población. Los suministros comerciales son imprescindibles para permitir que los mercados y el sector privado se reabran y proporcionen una alternativa a la accesibilidad de los alimentos”.

Los responsables de las agencias enfatizan la urgente necesidad de levantar las barreras y restricciones a la entrega de ayuda hacia y dentro de Gaza, y de reanudar el tráfico comercial. Han reiterado el llamamiento a un alto el fuego humanitario para permitir este despliegue de vital importancia de una operación humanitaria masiva de múltiples agencias.

Información del contexto:
En los últimos 100 días, UNRWA ha repartido más de 10 millones de artículos alimentarios y ha llegado a más de 250.000 familias. También ha suministrado más de 16 millones de litros de agua embotellada y con camiones cisterna y ha atendido más de 1.3 millones de consultas médicas. Además, ha repartido cientos de miles de mantas y colchones para hacer frente a la bajada de temperaturas. 6 centros de salud de UNRWA siguen operativos y atienden miles de visitas de pacientes al día y desde el 7 de octubre 84.891 personas desplazadas han recibido apoyo psicosocial.

Unrwa de un vistazo

UNRWA. La agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina.

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, convirtiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la cuarta parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 70 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de las personas refugiadas de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.

UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE LA ACTUALIDAD DE UNRWA?