search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA España - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - GAZA: UNA LUCHA POR LA SUPERVIVENCIA DIARIA EN MEDIO DE LA MUERTE, EL AGOTAMIENTO Y LA DESESPERACIÓN

GAZA: UNA LUCHA POR LA SUPERVIVENCIA DIARIA EN MEDIO DE LA MUERTE, EL AGOTAMIENTO Y LA DESESPERACIÓN

18.1.2024 Gaza

Solicitud
de información

Compartir
Contactar con Leticia Pellicer
(prensa@unrwa.es / tel. 638 87 95 61)

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/sala-de-prensa/gaza-una-lucha-por-la-supervivencia-diaria-en-medio-de-la-muerte-el-agotamiento-y-la-desesperacion/ Click para copiar enlace

GAZA
Declaraciones Philippe Lazzarini, Comisionado General de UNRWA

Cada vez que visito Gaza, soy testigo de cómo la gente se ha hundido aún más en la desesperación, y su lucha por la supervivencia les consume cada hora.

En el sur, alrededor de Rafah, se han multiplicado las estructuras de plástico improvisadas por todas partes, incluso en las calles, y la gente intenta protegerse del frío y la lluvia. Cada uno de estos endebles refugios puede albergar a más de 20 personas. Rafah está tan congestionada que apenas se puede conducir con coche en medio del mar de gente. La población de Rafah casi se ha cuadriplicado, con más de 1,2 millones de personas.

Todas las personas que conocí tenían una historia personal de miedo, muerte, pérdida y trauma que compartir. A lo largo de 100 días, el pueblo de Gaza ha pasado del puro shock de perderlo todo, en algunos casos a todos los miembros de su familia, a una lucha debilitante por mantenerse con vida y proteger a sus seres queridos.

En Deir al-Balah, en las zonas intermedias, visité una de nuestras escuelas convertida en refugio. El hacinamiento era claustrofóbico y la suciedad sorprendente. Escuché historias de mujeres que prefieren no comer o beber agua para evitar tener que usar baños insalubres. Las enfermedades de la piel y los piojos abundan y los afectados son estigmatizados. La gente luchaba por conseguir comida y medicinas durante el día y sentía frío y humedad durante la noche. Desean volver a sus vidas antes de la guerra, pero se dan cuenta, con profunda ansiedad, de que es poco probable que eso suceda pronto.

Con la escasez de productos comerciales permitidos en la Franja, el precio de los productos básicos se ha incrementado hasta diez veces, desde frutas y verduras, raramente disponibles, hasta leche para bebés y mantas usadas a la venta. Montañas de basura sin recoger llenan ahora las calles. Los enfermos crónicos no tienen suficientes medicamentos y deben aprender a vivir con alternativas o prescindir de ellas, desde insulina básica para la diabetes hasta pastillas diarias para la alta presión arterial. La gente no puede lavarse ni mantenerse limpia. Los prolongados y repetidos apagones en las telecomunicaciones, incluidos Internet y los teléfonos móviles, aumentan la angustia, ya que la gente se siente aislada del resto del mundo. El asedio es el asesino silencioso de muchos.

Hay muy poca información sobre el norte de la franja de Gaza, ya que el acceso a la zona sigue siendo muy restringido. No obtuve autorización para visitar el norte. Nuestros convoyes y camiones de ayuda suelen sufrir largas horas de retraso en los puestos de control. Mientras tanto, muchas personas desesperadas se acercan ahora a nuestros camiones para sacar alimentos directamente de ellos, sin esperar a que los distribuyan. Cuando las autoridades israelíes dan luz verde a nuestros convoyes para cruzar, los camiones están casi vacíos.

Nuestro personal se ve igualmente afectado. A pesar de ello, trabajan incansablemente para apoyar a las personas que los rodean. Y no puedo asegurarles que ellos, y mucho menos sus familias o las instalaciones de la ONU, estén a salvo.

Esto ha durado demasiado tiempo. No hay ganadores en estas guerras. Hay un caos sin fin y una desesperación creciente. Pido una vez más un alto el fuego humanitario inmediato que pueda brindar cierto respiro y permitir un aumento significativo y muy necesario en el flujo de suministros básicos, incluso a través de la ruta comercial. Todo lo que no sea esto prolongará la miseria de toda una población.

Unrwa de un vistazo

UNRWA. La agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina.

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, convirtiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la cuarta parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 70 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de las personas refugiadas de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.

UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE LA ACTUALIDAD DE UNRWA?