search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA España - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - Un hogar es más que paredes y muebles: Gaza dos años después del alto el fuego

Un hogar es más que paredes y muebles: Gaza dos años después del alto el fuego

En el verano de 2014, Gaza experimentó la más devastadora ofensiva militar desde el inicio de la ocupación israelí en 1967. El conflicto llevó a una pérdida humana sin precedentes y a la destrucción de infraestructuras. En el pico del conflicto, 500.000 personas fueron desplazadas y buscaron refugio en escuelas de UNRWA, recintos gubernamentales o familias de acogida.

Dos años después del alto el fuego del 26 de agosto de 2014, la mayoría de gazatíes e instituciones todavía luchan por hacer frente a sus inmensas pérdidas. Aproximadamente 18.000 viviendas fueron destruidas o gravemente dañadas durante el conflicto, lo que afecta a más de 100.000 palestinos allí en Gaza. Otros 153.000 hogares sufrieron daños aunque se clasificaron como habitables, lo que significa que las familias podían seguir viviendo en sus casas con ventanas, puertas o paredes rotas.

Hoy en día, más de 65.000 familias, el 70% de ellos refugiados de Palestina, siguen desplazadas, y muchas de ellos viven en circunstancias muy difíciles: refugios improvisados, contenedores prefabricados o en condiciones de hacinamiento, según informa OCHA.

Para aliviar las dificultades y proporcionar apoyo, en los últimos dos años UNRWA ha prestado asistencia en efectivo para alojamiento temporal a las familias de refugiados de Palestina desplazadas, lo que les permite poder alquilar un hogar temporal hasta que sus casas estén reparadas o reconstruidas. En 2014, 2015 y los dos primeros trimestres de 2016, la Agencia consiguió pagar estas ayudas de alquiler a todas las familias de refugiados.

La familia de Rafat Ibrahim Khurais, del campamento de Maghazi, en el centro de Gaza, es una de estas familias desplazadas. En los últimos días de la ofensiva, la casa familiar, de tres pisos, sufrió daños severos cuando la casa de su vecino fue totalmente destruida. Desde hace dos años, él, su esposa y sus cuatro hijos han estado alquilando otra casa del campamento como hogar temporal, con el apoyo de UNRWA.

«Nuestra casa, que no sólo era paredes y muebles, estaba llena de recuerdos», comenta uno de los hijos de Rafat, Maher, de 24 años de edad: «realmente sólo queremos volver a nuestra vida», añadió Rafat.

Hace cinco meses, la familia Rafat, después de haber presentado toda la documentación necesaria al Ministerio de Obras Públicas y Vivienda palestino, y de haber sido aprobada para acceder a los materiales de construcción a través del Mecanismo de Gaza Reconstrucción, recibió su primer pago de UNRWA para la compra de materiales y comienzo de reparación. Sin embargo, debido a los altos precios del cemento en ese momento por la escasez de materiales de construcción en Gaza (en abril y mayo Israel prohibió al sector privado la importación de cemento allí), Rafat tuvo que esperar hasta julio para adquirirlo, cuando los precios bajaron de nuevo. Hasta ahora, no se han completado todos los trabajos de reparación, pero además hay otro problema: «la ofensiva no sólo destruyó nuestra casa, sino también todos los muebles. Estoy en paro, y no me puedo permitir muebles nuevos», lamenta.

UNRWA, además de los pagos de subsidios de alquiler y la reparación y reconstrucción, también proporciona a las familias una donación de 500$ para reemplazar los artículos de uso doméstico perdidos. Sin embargo, a menudo, la ayuda no es suficiente.

De los aproximadamente 134.600 hogares de refugiados que sufrieron daños menores, mayores o graves, durante la ofensiva militar de 2014, la Agencia fue capaz de completar los pagos de reparación a un 46%. Otro 7% de ellos está en curso y el otro 47% de las familias aún están a la espera de recibir el apoyo. Esto se debe principalmente a la falta de financiación. La Agencia ha procesado los documentos de aproximadamente 56.900 familias con viviendas dañadas y podría desembolsar estos pagos de reparación (primer y segundo tramo) inmediatamente reciba financiación.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/un-hogar-es-mas-que-paredes-y-muebles-gaza-dos-anos-despues-del-alto-el-fuego/ Click para copiar enlace