search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - El Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl, en rueda de prensa desde Gaza.

El Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl, en rueda de prensa desde Gaza.

Gracias por unirse a nosotros en esta rueda de prensa.

Mientras estamos aquí, la franja de Gaza está experimentando una vez más circunstancias muy dramáticas, circunstancias que no esperábamos tener que experimentar de nuevo. La población de Gaza, incluyendo a los refugiados de Palestina, está una vez más soportando grandes sufrimientos y muchos han perdido la vida o sufrido heridas graves.

Discurso de Pierre Krähenbühl

 
Como Comisionado General de UNRWA, he venido a Gaza, junto con el Coordinador Humanitario James Rawley, para ver en persona la situación en la que se encuentra la Franja a consecuencia de las operaciones militares. También he venido para hablar con nuestro director de operaciones en Gaza, el Sr. Robert Turner, sobre el trabajo de UNRWA y la capacidad de respuesta ante esta emergencia.
 
Estoy profundamente alarmado y afectado por la escalada de violencia en la franja de Gaza y el devastador coste humano y físico que está teniendo sobre la población civil, incluidos los refugiados de Palestina. El número de víctimas suma en estos momentos los 174 muertos y más de 1.100 heridos. Todo indica -y este dato me parece particularmente dramático- que las mujeres y los niños constituyen un importante número de víctimas de los ataques. Estoy igualmente preocupado por el hecho de que personas con discapacidad se encuentran entre las víctimas, al parecer como consecuencia de los ataques israelíes.

Lo que comenzó con ataques de las fuerzas aéreas podría expandirse con una incursión militar terrestre israelí sobre Gaza, lo que nos lleva a pensar con mucho miedo que cada vez más civiles se verán afectados. Mientras tanto, los cohetes continúan siendo lanzados desde Gaza a Israel.
 
Todos hemos visto las imágenes con columnas de humo elevándose desde diferentes zonas de Gaza. Hemos visto la destrucción causada por los bombardeos. Como hoy he podido ver la destrucción por mi mismo, permítanme llamar su atención sobre dos cosas:
 
En primer lugar, las imágenes de tv, ni tan siquiera las más impresionantes, nunca podrán capturar del todo la profundidad del miedo y la desesperación que sienten en las casas y los corazones de los ciudadanos de Gaza, que están, una vez más, enfrentándose a la muerte, la devastación y el desplazamiento. Miles de padres no tienen respuestas para dar a sus hijos pequeños cuando les preguntan por qué sus casas tiemblan o se derrumban ante la fuerza implacable de los bombardeos.
 
En segundo lugar, hay que tener cuidado con la interminable enumeración del números de víctimas. Los muertos y heridos en Gaza no son anónimos. Detrás de las cifras se encuentran múltiples destinos individuales ahora desgarrados. Con demasiada frecuencia en sus vidas se les ha negado a la población civil de Gaza su dignidad. El anonimato ante la muerte o las heridas es la negación más extrema. También es muy cómodo para el mundo y para las partes involucradas en las hostilidades. Los palestinos no son estadísticas, y nunca debemos permitir que sean tratados como tales. Son seres humanos como los demás en el mundo, con su identidad y las mismas esperanzas y expectativas de un futuro mejor para sus hijos.
 
En este contexto, hago un llamamiento urgente a las fuerzas de seguridad israelíes para que pongan fin a los ataques contra civiles y contra infraestructuras civiles, contrarios al derecho internacional humanitario. En Gaza, los riesgos se ven agravados por la alta densidad de población. Deben respetarse las medidas de distinción, proporcionalidad y las precauciones necesarias para evitar más muertes y desestabilización global. Es evidente que en estos momentos no se hace lo suficiente en ese sentido. La pérdida de vidas debe terminar. Si la calma no se restablece rápidamente, los niveles de bajas serán aún más intolerables e inaceptables. Me hago eco de la llamada de Naciones Unidas para todas las partes a que respeten el derecho internacional, y protejan a la población civil. Esto incluye poner fin a los ataques con cohetes desde Gaza dirigidos a Israel, que Naciones Unidas ha condenado como indiscriminados. 

 
Durante mi visita, me reuniré con el equipo de UNRWA. Como saben, recientemente hemos declarado el estado de emergencia en Gaza. En los últimos días, nos hemos ocupado de varios casos de emergencia. Tenemos 12.500 trabajadores nacionales e internacionales en Gaza y hoy estoy aquí también para rendir un homenaje a su formidable coraje y determinación. En las últimas horas, como resultado directo de operaciones militares, a unos 17.000 desplazados han buscado refugio en nuestras 20 escuelas. Hay quienes duermen en esas aulas por tercera vez en cinco años. Permítanme recordar que, durante los combates en Gaza en 2008/9, más de 50.000 personas se refugiaron en las instalaciones de UNRWA. Las personas que acudieron a las instalaciones de UNRWA porque pensaban que podían encontrar protección y seguridad fueron asesinadas. En un ataque, una de las instalaciones de UNRWA en Gaza, donde cientos de personas estaban refugiadas recibió un ataque directo y el almacén principal de UNRWA fue quemado hasta los cimientos.
 
Es preocupante, 47 de nuestras instalaciones, escuelas, clínicas o almacenes han sufrido daños por los ataques aéreos. La inviolabilidad de nuestras instalaciones y locales debe ser respetada, de conformidad con el derecho internacional.
 
Junto con nuestros socios en el sistema de las Naciones Unidas, con otras organizaciones locales e internacionales presentes en Gaza, estamos comprometidos a mantener este compromiso firme y eficaz durante todo el tiempo que sea necesario. Hago un llamamiento a los donantes y a los Estados para que nos ayuden a garantizar que estas actividades se financien adecuadamente.
 
Durante mi primera visita a Gaza como Comisionado General hace tres meses, se hizo evidente para mí que la situación de la población de Gaza y de los Refugiados de Palestina aquí se ha vuelto completamente insostenible. El bloqueo ilegal de Israel ha profundizado los niveles de pobreza y los niveles de desempleo de jóvenes o mujeres (en el 65% y más del 80%, respectivamente). El acuífero de Gaza está contaminado en su totalidad, en los próximos tres o cuatro años la Franja será inhabitable. Pero hoy en día, estos indicadores son insignificantes en comparación con la intensidad de los bombardeos y los temores por la seguridad y la supervivencia.
 
Dos cosas son evidentes cuando vemos la destrucción a nuestro alrededor. Una, que las condiciones para la población de Gaza sólo se deteriorarán aún más como resultado.
 
Dos, que mientras que los que están aquí hoy en Gaza y en el pleno reconocimiento de que la función específica de la UNRWA es una cuestión humanitaria, puse la pregunta a todos los agentes implicados: ¿Cuánto tiempo pasará antes de que se reconozca que sólo una solución política permitirá ir más allá de los ciclos de violencia sin fin y destrucción que afectan a la población de Gaza y más allá?. ¿Y cuánto tiempo ha de pasar antes de que esto se abordado de manera significativa y de forma global? La respuesta a esas preguntas es urgente: la vida de decenas de miles de personas están hoy en riesgo grave e inminente.
 
Os doy las gracias por vuestra atención.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/rueda-prensa-comisionado-general-unrwa-gaza/ Click para copiar enlace