UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - Los servicios de salud de UNRWA han permanecido activos sin interrupción a lo largo de 2018

Los servicios de salud de UNRWA han permanecido activos sin interrupción a lo largo de 2018

UNRWA publica su Informe Anual de Salud 2018 que confirma que, a pesar de haber enfrentado una crisis financiera sin precedentes durante el año que puso en peligro los servicios de la Agencia más de 5,4 millones de personas refugiadas de Palestina, los servicios de atención primaria en los hospitales de Gaza, Jordania, Líbano, Siria y Cisjordania, incluida Jerusalén Este, continuaron sin interrupción. UNRWA atribuye este logro al gran compromiso y esfuerzo de los trabajadores sanitarios y al Programa de Reforma de Salud, así como a las generosas contribuciones de los donantes. En particular al acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. De cualquier forma, estos logros y el bienestar de la comunidad refugiada de Palestina continúan en riesgo ante la todavía crítica situación financiera de UNRWA.

Durante siete décadas, UNRWA ha ofrecido servicios de atención primaria a las personas refugiadas de Palestina registradas, manteniendo el foco en la protección, la promoción y la preservación de su salud en todas las etapas de la vida. En 2018, la Agencia atendió a más de 23.00 pacientes por día en su red de 144 centros de salud en las 5 áreas de operaciones.

El informe indica que, a lo largo de 2018, se mantuvieron los servicios de salud principales, como los relacionados con la salud materno-infantil, y se mantuvo el 100% de vacunación. También el porcentaje de mujeres que asistieron al menos a cuatro consultas prenatales. Además, durante 2018, se reforzaron las actividades de detección y divulgación de enfermedades no transmisibles. Todos los datos de 2018 se mantuvieron o mejoraron en comparación con años anteriores. Se puede asegurar, por tanto, que UNRWA continuó ofreciendo atención médica universal de calidad, de acuerdo al objetivo de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de salud y bienestar.

“Durante 2018, el Programa de Salud de la Agencia enfrentó una serie de desafíos. La crisis financiera fue la que amenazó en mayor medida nuestros servicios básicos de atención primaria. Además, la atención de emergencia requerida en Gaza en respuesta a las protestas de la “Gran Marcha del Retorno” presionó todavía más a un sistema de salud ya debilitado; más de 4.000 personas heridas, la mayoría por munición real, visitaron nuestros centros de salud ”, dice el Dr. Akihiro Seita, Director de Salud de UNRWA. “El conflicto actual en Siria afectó al acceso a nuestros servicios de salud en algunas áreas. Adquirir medicamentos esenciales de calidad también fue un desafío. La situación general fue grave, pero nunca sucumbimos a la presión “.

Los servicios han continuado pero, además, se han innovado a lo largo del 2018: la reforma de salud basada en el modelo del Equipo de Salud Familiar y en el sistema de e-Health se expandió durante el año. Para finales de 2018, todos los 144 centros de salud del Organismo habían implementado el modelo del Equipo de Salud Familiar, y 129 centros de salud habían introducido el sistema e-Health, que ahora cuenta con aproximadamente 3,5 millones de registros de personas refugiadas de Palestina.

Los servicios de salud mental y de apoyo psicosocial se integraron en los servicios de los centros de salud públicos del Organismo y se ampliaron para incluir a un total de 88 centros de salud. La App e-MCH para la salud materna e infantil se implementó con éxito en Jordania y, tras el éxito, UNRWA está actualmente implementándolo en todos los demás campamentos y desarrollando una nueva aplicación para pacientes con ENT.

El Dr. Seita concluyó: “Los esfuerzos para modernizar los servicios de salud de UNRWA no hubieran sido posibles sin el generoso apoyo de los países donantes, las autoridades anfitrionas, la Organización Mundial de la Salud, otras agencias de las Naciones Unidas y organizaciones locales e internacionales, además de los servicios dedicados a la salud y el personal. Sin embargo, la grave situación financiera del Organismo sigue poniendo en peligro décadas de inversión en infraestructuras básicas de salud y servicios de atención médica para todos los refugiados de Palestina. Los logros en el sector de la salud están en riesgo y esto puede tener un impacto devastador en la salud de la población. Creemos que no hay salud sin dignidad”.

Ver informe completo: https://www.unrwa.org/resources/reports/health-department-annual-report-2018

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/los-servicios-de-salud-de-unrwa-han-permanecido-activos-sin-interrupcion-a-lo-largo-de-2018/ Click para copiar enlace