search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - Encarcelados en su casa. La vida de los refugiados de Palestina cerca de los colonos.

Encarcelados en su casa. La vida de los refugiados de Palestina cerca de los colonos.

El próximo 20 de junio será el Día Mundial del Refugiados y desde UNRWA queremos conmemorar este día poniendo especial atención en la situación que afrontan los refugiados de Palestina en las cinco zonas de operaciones de la Agencia. Hoy os traemos la historia de una mujer refugiada de Palestina cuya vida ha sido profundamente afectada por la construcción de asentamientos en la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania.

Rodeados de asentamientos

A pesar de los recuerdos de despojo y pérdida a partir de 1948, Hana Abu Hiakal describe su infancia, en la ciudad vieja de Hebrón, feliz y llena de promesas. Para Hana, ahora viuda de 54 años de edad, los tiempos oscuros se iniciaron en 1984, cuando se estableció el asentamiento de Tel Rumeida en el centro de su barrio. Los asentamientos se han inmiscuido en torno a las tierras y las casas de la gente como Hana y su familia en las décadas transcurridas desde entonces, en Hebrón, donde en la actualidad hay cerca de 500 colonos israelíes que viven entre 200.000 palestinos.

Aislamiento social

Hoy en día Hana comparte casa con su hermana y la familia de su hermano, están completamente aislados, atrapados en medio del asentamiento. Se ha vuelto casi imposible para los amigos o familiares visitarlos, y no sólo debido a las restricciones de acceso, ta
les como los checkpoints, sino también debido a la amenaza a la seguridad personal inherente a visitar el centro de un asentamiento.

Hana nos cuenta que los vínculos sociales con su comunidad son ahora mucho más difícil de mantener. Incluso en casa, la familia tiene poca privacidad, a consecuencia de la vigilancia 24 horas impuesta por el ejército israelí. Sus ventanas y balcones también están cerrados, con el fin de «proteger» a su familia contra la violencia de los colonos. Violencia que se plasma en lapidaciones, amenazas verbales y acoso, que tal y como ella dice han convertido la casa en una jaula enorme. «Tengo una hija,» dice Hana, «y no he sido capaz de celebrar su boda en nuestra casa.»

Los asentamientos y la expansión de estos tienen un gran impacto en las personas y comunidades que viven en Cisjordania, incluida Jerusalén Este. Junto con la pérdida de sus tierras y medios de vida, los residentes también se enfrentan al riesgo de la violencia de los colonos. En 2012, hubo 739 casos registrados – un 26% de aumento respecto al año anterior – de violencia de colonos que conducen a lesiones o daños a la propiedad.

Particularmente vulnerables

La situación de Hana es aún más precaria, ya que sufre de enfermedad cardiovascular y gastritis y necesita atención médica regular. Su casa está a sólo 250 metros del centro de la ciudad, pero ahora ella tiene que viajar diez kilometros y cruzar cuatro puestos de control sólo para llegar al hospital. Los colonos han quemado su coche varias veces, después del cuarto incidente, el ejército israelí prohibió a Hana conducir a casa. Por ello aparca su coche en un barrio lejano y camina a casa por un camino sin pavimentar. «Ha sido muy doloroso para mí experimentar este cambio repentino en mi vida. Siento como Si alguien estuviese sacando la felicidad fuera de mí, poco a poco», dice Hana. «Lo único que puedo hacer es esperar días mejores.»

UNRWA responde

Como parte de nuestro mandato de ayudar a los refugiados de Palestina, UNRWA trata de ayudar a las personas como Hana. La Agencia presta asistencia de emergencia en efectivo para ayudar a reparar el daño a los hogares, junto con apoyo psico-social en caso de ataques de los colonos. Para aquellos cuyas necesidades son especialmente urgentes, UNRWA también suministra asistencia humanitaria de alimentos y apoyo en efectivo. Por otra parte, la UNRWA proporciona apoyo psicosocial después de los ataques de los colonos y asistencia humanitaria para casos especialmente difíciles. Una clínica de UNRWA y una escuela también se encuentran en las proximidades de la zona, servicios muy necesarios para los residentes de refugiados de la zona.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/encarcelados-en-su-casa-la-vida-de-los-refugiados-de-palestina-cerca-de-los-colonos/ Click para copiar enlace