search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - En la franja de Gaza, deber dinero es parte del día a día

En la franja de Gaza, deber dinero es parte del día a día

La deuda promedio entre los hogares de las personas refugiadas de Palestina más pobres asciende a más del doble de sus ingresos anuales.

“He vivido en un apartamento alquilado durante los últimos 25 años”, dice Sabreen, de 40 años, que vive en Beach Camp, cerca de la ciudad de Gaza, junto con su esposo y seis hijos. “Durante estos años me han desalojado 15 veces por no pagar el alquiler. Mi esposo era pescador, pero ha estado enfermo durante los últimos seis años y no puede trabajar”.

Los hijos mayores de Sabreen, Mahmoud, de 17 años, y Muhammad, de 15, abandonaron la escuela para trabajar en la pesca y la construcción. Para cubrir sus necesidades básicas, como alimentos, agua y salud, la familia depende principalmente de los préstamos.

El brote de COVID-19 y las medidas implementadas para contenerlo han erosionado el ya limitado poder adquisitivo y la capacidad de recuperación de personas como Sabreen en la franja de Gaza. Para el tercer trimestre de 2020, el 48,6% de la población activa de Gaza estaba desempleada y se estima que la proporción de hogares pobres ha alcanzado el 64% a finales de 2020.

Si bien las familias refugiadas registradas se benefician de la asistencia alimentaria y los servicios prestados por UNRWA, esto no ha sido suficiente para sacarlos de la pobreza extrema y muchos requieren apoyo adicional. La grave crisis financiera que afecta a la Agencia puede provocar un mayor deterioro de la situación socioeconómica de las personas refugiadas en Gaza.

Según una evaluación de las necesidades llevada a cabo por el Consorcio de Protección de Gaza entre familias refugiadas que viven en «pobreza profunda», es decir, con un ingreso de menos de 1.974 ILS por mes, el equivalente a 615$, el ingreso mensual promedio de los hogares encuestados equivale a unos 119$, mientras que la deuda familiar promedio acumulada asciende a más del doble de los ingresos anuales de las familias encuestadas.

El estrés de endeudarse

Uno de los hallazgos clave de la evaluación es que, para satisfacer sus necesidades básicas, alrededor del 90% de las familias evaluadas han acumulado una deuda significativa, en relación con sus ingresos, de una manera insostenible. Otros mecanismos de supervivencia mencionados por las familias para satisfacer sus necesidades básicas incluyen reducir los gastos no alimentarios, enviar a los miembros de la familia a otros lugares para comer y sacar a sus hijos de la escuela.

El alto nivel de endeudamiento, junto con la incapacidad de las familias para reembolsarlo, es una fuente importante de estrés y dificultades, y muchas familias se encuentran en riesgo de desalojo forzoso debido a su incapacidad para pagar el alquiler.

Sabreen muestra su nevera vacía. Ciudad de Gaza. Foto de GPC

“No puedo dormir pensando en nuestras deudas”, dice Sabreen. “Debemos dinero del alquiler. También debemos dinero a los vendedores en el mercado de verduras y tiendas locales. Solía ​​pedir prestado a mi hermana, pero ahora, debido al COVID-19, su situación financiera es peor y no puede ayudarnos”.

La asistencia en efectivo proporcionada por la Agencia es esencial para garantizar las necesidades básicas y brindar alivio temporal a las familias afectadas. Sin embargo, reducir la pobreza y la dependencia de la ayuda requiere cambios significativos en las políticas y prácticas clave que dan forma a la situación de Gaza, incluido el levantamiento del bloqueo de Israel, un cese a largo plazo de las hostilidades entre los grupos armados palestinos e Israel, y una resolución de la división palestina interna, entre otros.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/en-la-franja-de-gaza-deber-dinero-es-parte-del-dia-a-dia/ Click para copiar enlace