search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA España - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - EL PROGRAMA DE CREACIÓN DE EMPLEO DE UNRWA EN GAZA: UNA FUENTE DE ESPERANZA PARA LA JUVENTUD REFUGIADA DE PALESTINA EN UNA ECONOMÍA DEVASTADA

EL PROGRAMA DE CREACIÓN DE EMPLEO DE UNRWA EN GAZA: UNA FUENTE DE ESPERANZA PARA LA JUVENTUD REFUGIADA DE PALESTINA EN UNA ECONOMÍA DEVASTADA

Encontrar un trabajo en Gaza no es una aventura fácil. Las condiciones socioeconómicas en el pequeño enclave son extremadamente terribles, con una de las tasas de desempleo más altas del mundo. En el último trimestre de 2016, la tasa de desempleo se situó en un promedio del 40,6% y del 68,6% entre las mujeres, según informa la Oficina Central Palestina de Estadísticas (OCPE). La situación es particularmente sombría para la juventud, ya que para muchos, encontrar un trabajo que pague las facturas y formar una familia sigue siendo un sueño lejano, ya que la tasa de desempleo entre los jóvenes ronda el 61,4%.

A través de su Programa de Creación de Empleo (PCE), UNRWA intenta mitigar el impacto de una economía pobre proporcionando un mercado de trabajo y oportunidades de subsistencia para los refugiados de Palestina. El programa ofrece puestos de trabajo en sectores cualificados y no cualificados durante tres o seis meses en instalaciones de la Agencia o en organizaciones comunitarias que apoyan trabajos de rehabilitación en la franja de Gaza.

Debido a una larga lista de espera, las oportunidades de puestos cualificados se ofrecen por un máximo de tres meses y los contratos para puestos no cualificados tienen un límite de seis meses. Sólo un miembro por hogar puede optar a una oportunidad de trabajo. El programa prioriza a los empleados de PCE en proyectos de mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura pública, impulso del sector privado, mejora de las condiciones ambientales… y siempre favoreciendo a los grupos desfavorecidos.

La refugiada de Palestina Norhan Abu Sharekh vive con su familia de seis miembros en la ciudad de Gaza. Después de completar sus estudios en Administración de Empresas, recibió una oportunidad del PCE de seis meses como asistente de recursos humanos en la Oficina de Recursos Humanos de UNRWA en Gaza.

«Después de que me entrevistaran, empecé a trabajar en la oficina de recursos humanos en servicio al cliente hace cuatro meses. Mi principal tarea es responder a las preguntas telefónicas o en persona de la gente. Todos los días mi compañera y yo tratamos con al menos 80 consultas», dice Norhan. «Solía ​​ser voluntaria en UNRWA pero este es mi primer trabajo remunerado. Es la primera vez que consigo experiencia de trabajo real, me he vuelto más segura de mí misma y estoy construyendo una red de contactos».

El programa se dirige tanto a los trabajadores cualificados como a los no cualificados, así como a los profesionales. Se da prioridad a los solicitantes de hogares que han sido evaluados como viviendo por debajo del umbral de la pobreza de menos de 3’87 $ por persona y día. Otros criterios son el género, la edad, las habilidades o la ubicación. En general, UNRWA tiene por objeto proporcionar el 35% de las oportunidades de capacitación a mujeres y el 25% de todas las oportunidades de empleo para los jóvenes. La Agencia también ofrece miles de oportunidades a los recién graduados de las universidades de Gaza a través de su Programa de Formación de Graduados.

La oficina de recursos humanos es un departamento con mucho trabajo y maneja todas las cuestiones de temas de personal de trabajo. «Imagínate que tuviera que hacer frente a todas las consultas que vienen yo sola, esto me tomaría demasiado tiempo y esfuerzo, no daría abasto», dice Heba Mohana, supervisora de Norhan.

«Uso mi sueldo para cubrir mis gastos personales y también ahorro dinero para completar mis estudios, así no tengo que depender de mi familia, lo cual me hace sentir orgullosa. Me siento productiva, como una mujer joven con sus propios recursos financieros, esto me hace sentir fuerte e independiente», dice Norhan con orgullo.

El PCE ofrece una fuente de ingresos, dignidad, autoestima y autosuficiencia para las familias de refugiados de Palestina. Para muchas mujeres, en particular, también ofrece la posibilidad de desempeñar un papel en el espacio público, ya que debido a las normas y tradiciones culturales conservadoras en Gaza, las mujeres suelen confinarse a la esfera privada. El dinero conseguido a través de estas oportunidades de trabajo a corto plazo se gasta principalmente para cubrir necesidades básicas como medicinas, comida fresca o ropa, pero también para educación adicional.

El PCE es uno de los medios más eficaces para apoyar a las comunidades, inyectando dinero en efectivo en la economía local y estabilizando los negocios. En el primer trimestre de 2017, UNRWA creó oportunidades de empleo cualificadas y no cualificadas para 9.092 refugiados a través del PCE, inyectando 4,6 millones de $ en la economía de Gaza. Si se dispone de fondos suficientes, en 2017, la Agencia prevé ofrecer oportunidades de empleo a corto plazo para aproximadamente 53.193 refugiados de Palestina que viven por debajo del umbral de la pobreza, menos de 3’87 dólares por persona y día. UNRWA también aborda el alto nivel de desempleo a través de su Programa de Formación de Graduados, al generar oportunidades de trabajo para recién graduados. En 2017, 2.148 graduados se beneficiaron de este programa y en general, desde su creación en 2001, más de 31.451 recién graduados consiguieron trabajo.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/noticias/el-programa-de-creacion-de-empleo-de-unrwa-en-gaza-una-fuente-de-esperanza-para-la-juventud-refugiada-de-palestina-en-una-economia-devastada/ Click para copiar enlace