search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA España - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - “No sabía dónde ir cuando salí de Yarmouk. Nuestro dolor es abrumador”

“No sabía dónde ir cuando salí de Yarmouk. Nuestro dolor es abrumador”

Como trabajadora social de UNRWA en Siria, los problemas que Suhad Aboud ve todos los días son abrumadores y desgarradores. El desempleo, las deudas, la inseguridad alimentaria, la pobreza y las duras condiciones de vida de los refugiados y refugiadas de Palestina.

El conflicto en Siria ha entrado en su undécimo año. El impacto humanitario de 11 años de guerra es imposible de catalogar al 100%. Una vez más, los refugiados y refugiadas de Palestina se han visto envueltos en un ciclo de violencia y desplazamientos que exacerba su ya situación de vulnerabilidad.  “El sufrimiento desatado por el conflicto tiene implicaciones catastróficas”, afirma Suhad.

Al igual que cientos de miles de otras personas refugiadas de Palestina, Suhad, de 44 años, fue desplazada de su hogar en el campamento de Yarmouk en 2012. Estos días rememora la gran angustia que ella, su esposo y su hijo sufrieron. “No sabía dónde ir cuando salí de Yarmouk. Nuestro dolor es abrumador”, comenta con la voz quebrada.

Un torbellino de recuerdos deja ver que, aunque perdió mucho, Suhad está decidida a seguir viviendo una vida completa. Durante los primeros días de su desplazamiento, su esposo abusó de ella y pidió el divorcio. “Me encontré a mí sola siendo responsable de mi hijo de 16 meses”. Con su coraje sobrellevó el trauma del abuso y su nueva situació. de madre soltera. Aprendió a enfrentar la adversidad del desplazamiento ayudando a otros a lidiar con su propio trauma.

Parte del trabajo de Suhad como trabajadora social es evaluar a las familias que necesitan asistencia. “Aunque nuestro trabajo es exigente, nosotras ayudamos a las personas a resolver y afrontar los problemas de su vida cotidiana. Aliviamos su sufrimiento».

En el complejo contexto de Siria, UNRWA brinda apoyo a los refugiados y refugiadas de Palestina desplazados para satisfacer sus necesidades humanitarias. La organización ha desarrollado intervenciones innovadoras para llegar a los refugiados y refugiadas Palestina con alimentos, efectivo y artículos no alimentarios, así como protección y servicios básicos. A lo largo del conflicto en Siria, UNRWA logró administrar refugios colectivos (anteriormente escuelas de UNRWA) para albergar a los más vulnerables desplazados por el conflicto, brindándoles todo lo necesario para que se sintieran en un hogar seguro.

«Somos respetuosos y trabajamos de la mano de las personas que nos necesitan para permitirles acceder a los servicios. Somos salvavidas», señala con orgullo Suhad.

“Recibimos formación entre octubre de 2020 y mayo de 2021 sobre procesos y enfoques de intervención aplicables a una gran variedad de problemas sociales”. Suhad, al igual que miles de sus colegas de UNRWA, está comprometida con mejorar la vida de la población refugiada de Palestina a través del apoyo social y el cuidado de la salud mental. «Trabajar en UNRWA me ha ayudado a adquirir las habilidades para ser una buena trabajadora social», dice Suhad con orgullo. Mientras los refugiados y refugiadas de Palestina viven su segundo y tercer desplazamiento, en UNRWA continuamos con la provisión de servicios humanitarios vitales y celebramos su voluntad de ayudar a los demás, a la luz de su propio sufrimiento y dificultades.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/historias/no-sabia-donde-ir-cuando-sali-de-yarmouk-nuestro-dolor-es-abrumador/ Click para copiar enlace