UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - Dignidad y esperanza a través del programa de empleo de UNRWA

Dignidad y esperanza a través del programa de empleo de UNRWA

“Antes de 2006, siempre había oportunidades de trabajo en Gaza. Hoy en día, cada vez que busco trabajo, me rechazan. Tengo hijos que alimentar y una madre enferma que cuidar”. Hussein al-Najjar es un refugiado de Palestina de 10 años. Vive en Gaza, donde trabajaba como obrero de la construcción antes de que Israel impusiera el bloqueo sobre la Franja. Es el único responsable de su familia de nueve miembros, que incluye a su esposa, seis hijos y a su madre enferma, que requiere cuidados constantes.

Él es una de las decenas de miles de personas refugiadas de Palestina que se ven directamente afectadas por el bloqueo terrestre, aéreo y marítimo israelí, que este año entra en su decimotercer año, en el contexto de la ocupación en curso del territorio palestino, junto con los ciclos de hostilidades y violencia, la inestabilidad política y la restricción de la entrada y salida en el cruce fronterizo de Rafah con Egipto. Además, los efectos de la actual división política se han visto agravados por una crisis energética que dificulta la prestación y disponibilidad de servicios esenciales y socava gravemente la actividad económica. En el otoño de 2018, la tasa de desempleo en Gaza alcanzó el 54,9%*.

Hablamos con Hussein mientras limpia las calles del campamento de Jabalia, una oportunidad de trabajo que ha conseguido a través del Programa de empleo de UNRWA, y nos explica con más detalle la situación actual en la que viven los miembros de su familia: “Mi hijo mayor, que tiene 18 años, ha terminado la escuela y quería aprender un oficio, pero no pudo encontrar trabajo. Mi esposa es una gran mujer, paciente, nunca se queja a pesar de que tenemos pocos medios para sobrevivir. Mi madre está enferma y necesita medicamentos y suministros médicos, y yo no puedo satisfacer las peticiones de mis hijos más pequeños”, dice.

Con unos ingresos inferiores a 1,74 dólares al día, la familia al-Najjar está clasificada como una familia en pobreza extrema y, por lo tanto, tiene derecho a participar en el programa de empleo de UNRWA, cuyo objetivo es garantizar que las personas más vulnerables puedan cubrir sus necesidades básicas de manera digna mediante la provisión de oportunidades de empleo a corto plazo. Mas de 11.000 personas refugiadas de Palestina en Gaza que se benefician de este programa en 2019.

“Nada puede dar a un hombre más dignidad que tener trabajo y poder mantener a su familia. Esta oportunidad de trabajo finalmente me permite saldar algunas deudas y cuidar bien de mi madre. Trabajar como personal de saneamiento en el campamento donde nací y crecí es un gran motivo de gratitud. Estoy muy contento de tener la oportunidad de contribuir a mi comunidad, mantener limpias las calles del campamento y satisfacer las necesidades de mi familia, todo al mismo tiempo”, dice.

*Datos de PCBS Labour Force survey Q3 2018

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/historias/dignidad-y-esperanza-a-traves-del-programa-de-empleo-de-unrwa/ Click para copiar enlace