search
Haz tu donativo Haz tu donativo Con las refugiadas y los refugiados de Palestina
UNRWA - Actualidad sobre los refugiados de Palestina - “Echo de menos ir a trabajar todos los días para alimentar a mi familia”   

“Echo de menos ir a trabajar todos los días para alimentar a mi familia”   

Muhammad Al-Dogsha es un padre refugiado de Palestina de Gaza. Tiene 40 años y sufre una discapacidad visual causada por una enfermedad ocular degenerativa. Su enfermedad va empeorando día tras día, lo que le impide trabajar. 

“Echo de menos ver los dibujos con mis hijos. Echo de menos poder ayudarles con los deberes e ir a trabajar todos los días para alimentar a mi familia”. Son una familia de ocho y sufre mucho porque para él es muy complicado sacarla adelante. “Pasé de ser un padre que podía cubrir todas las necesidades de una familia a un padre que no puede pagarse sus propias operaciones”, dice.  

La familia de Muhammad, como muchas otras familias refugiadas de Palestina, cuenta con la ayuda alimentaria de UNRWA, pero con la subida de los precios, tiene dificultades para que el contenido de su paquete trimestral de alimentos dure hasta el siguiente reparto.  

Los problemas económicos de la familia se ven agravados por la violencia continuada en Gaza. En mayo de 2021, una ofensiva sobre la Franja destruyó todo lo que tenían. “Construí esa casa y era lo único que tenía. No puedo olvidar la escena, todo estaba bajo los escombros. Toda una vida de esfuerzos había desaparecido”, cuenta muy afectado Muhammad.  

Cuando perdieron su hogar, la familia se quedó con parientes hasta que un amigo le prestó dinero para alquilar un apartamento y comprar algo de ropa para sus hijos e hijas. Desde UNRWA y para dar respuesta a las consecuencias de la ofensiva de mayo de 2021, ayudamos a familias como la de Muhammad a reconstruir sus hogares. “Después de unos meses, el personal de la Agencia nos devolvió la esperanza de tener un hogar seguro”, cuenta.  

Por desgracia, historias como la de Muhammad nos son únicas. Él es uno de los miles de refugiados de Palestina que luchan por tener una vida decente y sacar adelante a sus seres queridos.  

La escasez de alimentos, el desempleo, la falta de asistencia sanitaria y las restricciones de movimiento afectan a la salud mental de personas como Muhammad. Además, de las dificultades que provoca tener una enfermedad degenerativa en este contexto.

Compártelo

https://unrwa.es/actualidad/historias/echo-de-menos-ir-a-trabajar-todos-los-dias-para-alimentar-a-mi-familia/ Click para copiar enlace